Yoga maternal embarazo

55,00  IVA incluido

La maternidad es bella y reveladora. Tu práctica de yoga te permitirá expandir todo lo que eres como mujer y como mamá.

A quién va dirigido: Mujeres embarazadas (con autorización médica)

Fechas: Del 1 de Octubre del 2021 al 21 de Junio del 2022.

Horario:  Miércoles de 9:00h a 10:15h

Hay existencias

Categoría:

Descripción

¿POR QUÉ YOGA EN EL EMBARAZO?
La maternidad es lo más espiritual que existe desde lo más terrenal que existe. Tu práctica de yoga te ayuda a unir estas dos condiciones y te reconecta con tu potencial innato para gestar, parir y criar.
Es una forma de movimiento consciente que permite sintonizarse con el gran y rápido movimiento interno que supone gestar a un bebé. Durante el embarazo el cuerpo cambia a un ritmo acelerado, es como si la mujer tuviera que aprender a moverse y respirar de nuevo. El yoga es un ejercicio perfecto para acompañar esos cambios porque se adapta a ti. Te mantienes activa sin agotarte, te llenas de energía viva y recuperas conexión, intuición y feminidad.

BENEFICIOS
Para tu cuerpo…El yoga mejora tu flexibilidad y tonicidad de una forma integral, manteniendo tu cuerpo ágil y naturalmente fuerte. Te ayuda a estar en ti, en tu centro, flexible, fuerte y en equilibrio para sostener la intensidad del parto. Te permite conocer tu cuerpo y cómo liberar tensiones a través del movimiento y la respiración a favor del parto. Favorece un embarazo disfrutado, con menos molestias y ayuda a la recuperación postparto.
Para tu mente…Tu práctica de yoga te ayuda a encontrar tu centro, en una etapa de mucha sensibilidad física, emocional y energética. El embarazo expande lo que estaba escondido, así que es una maravillosa oportunidad de autoconocimiento. Tendrás “tu espacio” de conexión contigo misma y con la magia que estás sosteniendo.
Para tu espíritu…Te reconecta con tu feminidad y tu intuición y eso te empodera. Se liberan bloqueos físicos y emocionales, el cuerpo se relaja y la energía fluye renovada.
Para tu bebé…Tu práctica de yoga es una gran manera de empezar a crear espacio en tu vida para tu bebé. Os coloca en el centro en un trabajo corporal y de reequilibrio emocional. Es un compromiso con tu bebé, puesto que su vida intrauterina está unida a tu vibración vital. Tu calma, tu presencia, tu cuerpo en movimiento amable. Tu respiración pausada, profunda. Tú en estado puro…¡lo único que tu bebé buscará cuando salga a esta parte del mundo!

PREGUNTAS FRECUENTES
¿CUÁNDO PUEDO EMPEZAR? Puedes comenzar durante el primer trimestre de embarazo. Trabajamos asanas (posturas) adaptadas a cada mamá y siempre atendiendo a tu energía. Si nunca has practicado yoga, el embarazo es un momento perfecto para hacerlo, para encontrar tu práctica y no soltarla nunca. Si ya la tienes, encontrarás una manera especial de conectar con tu bebé y completar tu práctica.
¿Y SI NO SOY SUFICIENTEMENTE FLEXIBLE? Tu práctica de yoga ha de quedar libre de “tengo que” (ser flexible, desconectar, relajarme…). Liberar la práctica de obligaciones autoimpuestas es un ejercicio perfecto para la maternidad. Justamente se llama “práctica” de yoga porque consiste en practicar y practicar. Es como un entrenamiento. Los “tengo que” pueden llegar o no pero, como casi todo en la vida, lo importante es el camino, no el fin.
¿YOGA O PILATES? El yoga trabaja la conexión cuerpo-mente pero también tiene en cuenta que somos emoción y espíritu. Es un trabajo de consciencia corporal que, además, incluye al bebé en la práctica. Trabajamos con respiraciones completas alargando y profundizando al máximo en cada respiración. Los movimientos son amplios y envolventes, con transiciones armónicas, como un gran movimiento continuo guiado por la respiración.